Un accidente en la Termoeléctrica de Mariel deja dos heridos graves

Las familias de los lesionados apenas tienen detalles y la Unión Eléctrica de Cuba no ha informado del siniestro

La Central Termoeléctrica Máximo Gómez fue construida con tecnología soviética y terminada en 1982. (El Artemiseño)
La Central Termoeléctrica Máximo Gómez fue construida con tecnología soviética y terminada en 1982. (El Artemiseño)

Un accidente en la subestación Mariel 220 de la Central Termoeléctrica Máximo Gómez de Mariel, en la provincia de Artemisa, dejó dos trabajadores lesionados y en estado crítico. Alejandro Canosa Insua, jefe de la brigada de operadores; y Osmany Cabrera Deybe, operador de turno, resultaron heridos en el siniestro, ocurrido el pasado 4 de octubre.

La información fue confirmada a 14ymedio por varios familiares de los trabajadores lesionados que no cuentan con más detalles. También apareció publicada en el grupo de Facebook de la Empresa de Construcciones de la Industria Eléctrica por José Muñoz, un trabajador de la entidad estatal.

A través de un post, Muñoz confirmó que Canosa sufrió quemaduras de tercer grado en el 78% de su cuerpo y Cabrera presentaba lesiones en el 44%. En el parte médico del pasado miércoles en el hospital Calixto García de La Habana, donde se encuentran ingresados, los reportaban en "estado grave crítico y con peligro para la vida".

La situación de Canosa era poco alentadora, comentó Muñoz, debido a que tenía un cuadro infeccioso en las heridas, además de inflamación, lo que lo situaba con una "alta tasa de mortalidad".

En el parte médico del pasado miércoles los reportaban en "estado grave crítico y con peligro para la vida"

Mientras que a Cabrera ya se le reforzó el suministro de antibióticos para tratar de contrarrestar la infección de las lesiones, y aunque estaba "consciente" y recibía alimentos, su condición se mantenía como "crítico extremo".

No obstante, Raquel Vilela, tía de Canosa, dijo este domingo a 14ymedio que su sobrino estaba "estable y de buen ánimo", además de contar con "la mejor atención". La pariente desconoce el contexto del accidente y no sabe si se trató de "negligencia o mala manipulación", aunque agrega que la familia ha tenido que informarse por terceros a falta de una comunicación oficial de la empresa.

La Unión Eléctrica de Cuba no ha informado del siniestro en sus redes sociales, pero el 6 de octubre publicó un reporte de afectaciones en el servicio que aludía a daños inesperados en la planta de Mariel. "En el día de ayer se afectó el servicio eléctrico en el horario pico a las 19:30 horas, la afectación fue superior a lo planificado por la salida imprevista de la unidad 8 de la CTE Máximo Gómez", decía la nota.

Hace dos semanas, en medio de la crisis energética que vive el país, la prensa oficial informó que la Unión Eléctrica ejecutaba una rehabilitación del Bloque 7 de la CTE Máximo Gómez. El ingeniero Yhosvany Reyes Morejón, director técnico de la unidad, dijo a la televisión cubana que trabajaban en el ajuste y montaje de las chumaceras de la turbina y que alrededor del día 3 o 4 de octubre debían terminar el mantenimiento.

No es la primera vez que ocurre un accidente en esa Termoeléctrica. En 2010 el sitio digital Cubanet reportó que "un obrero de 34 años de edad murió al caerle encima parte de la estructura de la antigua unidad número 2. El hecho tuvo lugar alrededor de las dos de la tarde del 13 de julio.

Raquel Vilela no sabe si se trató de "negligencia o mala manipulación", aunque agrega que la familia ha tenido que informarse por terceros a falta de una comunicación oficial de la empresa

La Central Termoeléctrica Máximo Gómez fue construida con tecnología soviética y terminada en 1982, con inicialmente cuatro bloques de 50 MW/h y otros 4 bloques de 100 MW/h. Abastece fundamentalmente a las provincias de La Habana, Artemisa y Pinar del Río.

En 2014 Cuba firmó un contrato con Rusia para fabricar cuatro generadores destinados a la planta de Mariel, que una vez operativos podrían garantizar la energía para la zona industrial que se levanta en torno al puerto de esa localidad. La remodelación estaba prevista realizarla con un crédito ruso de 1.600 millones de dólares, que fue suscrito tras la visita del presidente Vladimir Putin a la Isla.

Sin embargo, siete años después apenas se ha avanzado en el proyecto. El proceso de renovación ha estado marcado por los retrasos, las restricciones impuestas por la pandemia y los problemas financieros que atraviesa la Isla. Se espera que en noviembre próximo entre en funcionamiento el bloque número 6, después de una reparación capital y de varias pruebas realizadas en las últimas semanas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0