"Hay que tener mucha paciencia para abrir una empresa", advierten los primeros cubanos con pymes

"Hay mucha necesidad y estas pequeñas empresas no dan abasto con un país donde hay casas que no se pintan hace décadas"

Alrededor del local de Elanova se aglomeraron este sábado decenas de personas que estuvieron más de una hora en una cola para entrar al recinto. (14ymedio)
Alrededor del local de Elanova se aglomeraron este sábado decenas de personas que estuvieron más de una hora en una cola para entrar al recinto. (14ymedio)

Mascarillas azules, amarillas y verdes se exhiben en el punto de venta de Elanova, una de las primeras pequeñas empresas privadas que han surgido en Cuba desde que se flexibilizó el sector a las llamadas pymes. Este fin de semana una Feria en la Estación Cultural de Línea, en El Vedado habanero, muestra los productos de esta nueva modalidad económica.

Alrededor del local de Elanova se aglomeraron este sábado decenas de personas que estuvieron más de una hora en una cola para entrar al recinto y luego debieron hacer fila ante los diferentes kioscos. Los locales con mayor demanda eran justamente los de trabajadores por cuenta propia y mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), mientras que las empresas estatales atraían menos atención.

Pero muchos de los que se acercaban a las ofertas privadas salían con las manos vacías después de comprobar los precios. "El paquete de diez mascarillas desechables cuesta 100 pesos cubanos y me parece caro porque es algo de usar y botar, deberían estar más baratas", lamenta una mujer que se acercó al puesto de esta empresa que apenas tiene unos meses de haber sido fundada.

"Esta Feria es una opción para comprar pero también está mostrando que esto de las mipymes va muy lento". (14ymedio)
"Esta Feria es una opción para comprar pero también está mostrando que esto de las mipymes va muy lento". (14ymedio)

Sin embargo, los empleados aclaran que los precios de los productos están acordes con lo invertido en la materia prima. El complicado entramado de importar los materiales, trasladarlos y cumplir con todos los pagos de gestión no permite rebajas. Muchos curiosos que se acercan ni siquiera quieren comprar mascarillas sino indagar sobre el proceso para abrir una pequeña empresa particular, de las que ya existen más de 600 en el país.

"Al principio los trámites son engorrosos y muy difíciles pero no se puede perder la esperanza. Los primeros pasos se dan en el órgano del trabajo y luego en la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT)", explica un empleado de Elanova. "No hay que darse por vencido y hay que tener mucha paciencia porque es complicado".

No obstante los iniciales tragos amargos, el trabajador considera que a la pequeña empresa que confecciona también almohadas, cojines, colchones de espuma y ropa de cama le va bien y sus productos tienen alta demanda. Pero, con regularidad deben apelar a viajeros para importar materiales que no encuentran en el mercado nacional y que sería muy costoso traer al país a través de empresas estatales.

"El próximo mes vamos a abrir nuestra propia tienda que se llamará El Olimpo y estará frente al parque José Martí de Guanabacoa", explica el empleado con un tono de orgullo por el crecimiento que dará el local al nuevo emprendimiento. Ahora llegan a producir hasta 200.000 mascarillas diarias que seguirán siendo la principal oferta cuando abran sus puertas a los clientes.

Las esponjas de fregar verdes y amarillas eran la única oferta en el punto de venta de Zaas!. (14ymedio)
Las esponjas de fregar verdes y amarillas eran la única oferta en el punto de venta de Zaas!. (14ymedio)

A pocos metros del stand de Elanova, las esponjas de fregar verdes y amarillas eran la única oferta en el punto de venta de Zaas! otra de las mipymes que presenta sus confecciones en la Feria de oportunidades. Las empleadas se mueven rápidamente y venden en poco tiempo grandes cantidades de un producto que escasea en la red de tiendas estatales. Un comprador llena la mochila y otro sale con las manos abarrotadas del producto.

"Pasamos mucho trabajo para constituirnos como mipyme pero finalmente lo hemos logrado y nuestro producto ha tenido muy buena acogida", explica una trabajadora que no para de moverse del mostrador a las cajas en las que han traído miles de esponjas. En una pared, se lee el breve lema de la empresa: "... y quedó limpió".

Los espacios de gestión estatal se reconocen desde lejos. Apenas tienen clientes y muchos solo exhiben la llamada mercancía ociosa que "no tiene salida" en los almacenes oficiales. Bujías, algunos destornilladores y llaves para labores mecánicas se muestran en el stand del Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (Gelma) que ha traído sus "productos de lento movimiento".

Pero el mayor interés de quienes llegaron este sábado hasta la calle Línea esquina con la 18, lo captó -sin duda- el negocio de pinturas de interior y exterior Prodanco. La larga cola frente al punto de venta está llena de clientes que esperan comprar un producto que desde hace más de dos años solo aparece en las tiendas en moneda libremente convertible (MLC).

El equipo de Prodanco también trabaja con pedidos que reciben con dos días de antelación y permiten preparar el tono de la pintura al gusto del comprador. (14ymedio)
El equipo de Prodanco también trabaja con pedidos que reciben con dos días de antelación y permiten preparar el tono de la pintura al gusto del comprador. (14ymedio)

"Son caras las pinturas, esta tanqueta me costó más de 2.000 pesos pero yo no tengo divisas para comprar así que es esta opción o irme al mercado negro donde ya me timaron una vez y me vendieron una pintura muy mala", explica a este diario un cliente que optó por un vinil blanco para interiores.

El equipo de Prodanco también trabaja con pedidos que reciben con dos días de antelación y permiten preparar el tono de la pintura al gusto del comprador, pero las demoras en el arribo de la materia prima a veces comprometen las entregas en el tiempo acordado. "El mecanismo de llegada y despacho en el Puerto de Mariel no está funcionando con eficiencia y eso nos retrasa", reconoce un trabajador.

Mientras habla, no dejan de despachar también tanquetas de pintura de aceite, esmalte y vinil para fachadas. En unas pocas horas, los trabajadores tienen que volver a abastecer el punto de venta y la cola sigue creciendo a su alrededor. "Hay mucha necesidad y estas pequeñas empresas no dan abasto con un país donde hay casas que no se pintan hace décadas", advierte un cliente que llevaba más de dos horas en la fila.

"Esta Feria es una opción para comprar pero también está mostrando que esto de las mipymes va muy lento, que hay que acelerar su creación porque hay mucha demanda acumulada. Si les diera por vender clavos oxidados, también tendrían compradores porque el problema es que aquí no hay casi nada", añade.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0