Lo que queda de la Revolución

Un inmueble inhóspito, con plantas creciendo salvajes en las cornisas y viejas consignas pintadas

En la puerta del edificio, una moto roja es la única señal de vida moderna. (14ymedio)
En la puerta del edificio, una moto roja es la única señal de vida moderna. (14ymedio)

Un edificio descascarillado, comido por la humedad, con plantas creciendo salvajes en las cornisas. En las columnas, varias consignas sobre el blanco sucio que parecen recientes: "Vivan los CDR" (Comités de Defensa de la Revolución), "Viva el 9mo [sic] Congreso" (del Partido Comunista de Cuba, PCC), "Viva el PCC", "Viva Fidel".

Nada parece vivo, sin embargo, dentro del inmueble. ¿Está vacío? Se ve oscuro e inhóspito. En la puerta, una moto roja es la única señal de vida moderna. Quizá la dejó ahí uno de esos agentes de la Seguridad del Estado que pululan estos días por La Habana. Quizá esté apostado en alguna esquina cercana para impedir la salida a la calle de algún ciudadano sospechoso de ser activista, practicar el periodismo independiente o, simplemente, pensar diferente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5