"No queremos volver a ver policías golpear a su propio pueblo", reclaman sacerdotes cubanos

"No queremos violencia, rechazamos la orden de combate y los palos entregados en los centros de trabajo", advierten los católicos

Cientos de cubanos fueron detenidos durante las manifestaciones del 11 de julio. (14ymedio)
Cientos de cubanos fueron detenidos durante las manifestaciones del 11 de julio. (14ymedio)

"No queremos volver a ver policías golpear a su propio pueblo", reclaman en una carta divulgada este miércoles 15 sacerdotes católicos cubanos, cuando queda menos de una semana para la Marcha Pacífica por el Cambio. "No queremos que se vuelva a derramar sangre", ni "volver a escuchar disparos'', insisten los religiosos, "ese no es el camino que nos llevará a la Cuba que necesitamos y que todos deseamos".

"No golpees a los manifestantes porque tanto ustedes como ellos viven entre tanta escasez y miseria", dicen en la misiva dirigida a "las autoridades civiles y militares", a la Policía Nacional Revolucionaria, a la Seguridad del Estado y "a todos aquellos que en estos días han sido convocados para reprimir la marcha ciudadana del 15 de noviembre".

Los religiosos solicitan no impedir a los manifestantes protestar pacíficamente porque los cubanos "quieren vivir sin miedo a decir lo que piensan, sin miedo a ser vigilados, sin miedo a 'caer en desgracia'". "Tanto ustedes como ellos tienen padres, madres, amigos, conocidos, que lo dieron todo por un ideal y que hoy no tienen nada".

"No queremos que se vuelva a derramar sangre", ni "volver a escuchar disparos, ese no es el camino que nos llevará a la Cuba que necesitamos y que todos deseamos"

En la carta, firmada entre otros religiosos, por los sacerdotes Rolando Montes de Oca Valero, Léster Zayas Díaz y Jorge Luis Pérez Soto, argumentan que el Gobierno "está haciendo lo imposible" para que la población desista de la manifestación, aunque realiza "un llamado masivo al enfrentamiento violento''.

También expusieron como precedente las protestas del 11 de julio (11J) pasado cuando miles de cubanos "salieron a las calles con un clamor que durante muchos años fue un grito ahogado: ¡Libertad! Libertad". Al respecto señalan que muchos de los manifestantes "fueron golpeados, detenidos, denigrados" y cientos "están siendo juzgados y condenados duramente sin haber hecho el mal".

Sobre la nueva marcha del 15N alertan de que "hay citaciones y advertencias a muchas personas que han expresado su adhesión a esta convocatoria", por lo que dejan claro que no están de acuerdo con la intimidación de las autoridades. "No queremos violencia, rechazamos la orden de combate" y "los palos entregados en los centros de trabajo".

El sacerdote camagüeyano Alberto Reyes también se encuentra entre los firmantes. El religioso ha cuestionado con anterioridad que en Cuba solo pueda existir una ideología, un solo partido, una sola forma de educar, y ha denunciado el "gran teatro" que es hoy la Isla, "donde nos mentimos unos a otros como parte de una obra que ya no necesita ser ensayada". Otra de las voces incómodas para el Gobierno que firma la carta es el padre José Conrado.

"Todos somos cubanos, todos hermanos. Demos ejemplo al mundo diciendo sí a la paz, a la libertad y al civismo"

Los religiosos hacen un llamado para que el 15N se elija "el respeto, el cuidado, la paz". "Todos somos cubanos, todos hermanos. Demos ejemplo al mundo diciendo sí a la paz, a la libertad y al civismo".

"Cuando se escriba lo que sucedió el 15 de noviembre, sólo habrá dos alternativas: hablar de aquellos que fueron convocados a golpear y reprimir pero decidieron proteger y cuidar a sus compatriotas; o se cuente cómo golpeaste a tu hermano y cómo reprimiste a aquel que estaba reclamando lo que otros muchos añoran".

Insisten en que "ningún cubano debe alzar la mano contra su compatriota por el solo hecho de pensar distinto" y mucho menos la policía "que por vocación tiene el deber de dar ejemplo de civismo a toda la población, que existe para cuidar a los ciudadanos y proteger el orden público".

"Que la Virgen de la Caridad del Cobre, Madre y Patrona de todos los cubanos, interceda por nosotros ante su Hijo Jesucristo; Él es nuestra paz. A sus pies encomendamos los esfuerzos y anhelos de los que sueñan y trabajan por una Cuba de todos, con todos y para todos", concluyen.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35