Yunior García molesta más al régimen cubano desde España que dentro de la Isla

Las protestas en Cuba, personales o multitudinarias, ya no podrán ser ignoradas internacionalmente

Yunior García Aguilera, durante un taller en la Universidad de Saint Louis en Madrid, en 2019, visitado por el ex presidente español Felipe González. (14ymedio)
Yunior García Aguilera (en el centro, de frente a la cámara), durante un taller en la Universidad de Saint Louis en Madrid, en 2019, que fue visitado por el ex presidente español Felipe González. (14ymedio)

Yunior García Aguilera, el joven dramaturgo cubano del Movimiento Archipiélago, arribó a Madrid el miércoles 17 de noviembre, después de que el régimen movilizara al Ejército y sus fuerzas policíacas de un extremo a otro del país para evitar que miles de cubanos se manifestaran pacíficamente reclamando libertad.

Unas horas después de su llegada a la capital española, ya algunos condenaban a Yunior García por "haberse ido del país", cuando su presencia en Europa presenta un problema más serio para el Gobierno que su permanencia en la Isla.

Otros, le lanzaban improperios, de corte totalitario castrista, por criticar el embargo estadounidense, mientras denunciaba los crímenes del castrismo y reclamaba solidaridad internacional para centenares de jóvenes encarcelados arbitrariamente en Cuba.

La prensa española, que recién había reportado la suspensión en La Habana de la acreditación de los corresponsales de la agencia de prensa EFE, precisamente por haber entrevistado al dramaturgo, publicó sus declaraciones al llegar. Pablo Casado, dirigente importante de la oposición y presidente del Partido Popular, lo recibió el jueves último, denunciando al Gobierno cubano como "una dictadura terrible con miles de asesinatos y presos políticos".

Al día siguiente, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, publicó una foto de su entrevista con el joven opositor, reiterándole "el compromiso de España con las libertades"

Al día siguiente, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, publicó una foto de su entrevista con el joven opositor, reiterándole "el compromiso de España con las libertades". Este fin de semana circularon en las redes denuncias al castrismo por parlamentarios checos, holandeses, españoles y latinoamericanos.

La capacidad de maniobra de la Plaza de la Revolución continúa deteriorándose. Hace un par de meses el Parlamento Europeo, con un voto de 426 a favor y 146 en contra, aprobó una resolución condenando la represión en la Isla, y un número creciente de europarlamentarios demandan la suspensión de los acuerdos de cooperación con Cuba, debido al incumplimiento de una cláusula sobre el respeto a los derechos humanos.

Mucho se ha adelantado, me atrevería a decir que más de lo que se reconoce generalmente en la diáspora y en la Isla.

Los tiempos cambian y a la mayoría de los jóvenes Fidel Castro no les interesa; muchos lo desprecian, culpándolo por la miseria de sus vidas y la tragedia nacional. Los líderes de la oposición han descartado la retórica oficial de intimidación e insultos a los cubanos que piensan diferente.

Hoy, un mínimo de acceso a internet es imprescindible para el funcionamiento de cualquier sociedad. En el caso de Cuba, esto es clave especialmente para el desarrollo del turismo, factor económico de vital importancia al desaparecer la industria azucarera y el regalo del petróleo venezolano. Al presidente Díaz-Canel le va a ser imposible mantener a todo el país permanentemente bajo una ley marcial mediática y con una presencia militar asfixiante en las ciudades y pueblos de la nación. Las protestas en Cuba, personales o multitudinarias, ya no podrán ser ignoradas internacionalmente.

Yunior García insiste en que no le llamen líder del Movimiento Archipiélago, sugiere que Estados Unidos apriete al régimen sin causarle dolor al pueblo cubano y se opone a la llamada doctrina de la "olla de presión"

El compromiso público de la Iglesia cubana, después de décadas de cautela o complicidad, preocupa a Raúl Castro y su cúpula de poder, formada en su mayoría por militares octogenarios blancos, obesos, anquilosados, veteranos de una insurrección revolucionaria que hoy es pura paleohistoria para las nuevas generaciones que ahora exigen un cambio hacia una vida en la verdad.

Yunior García insiste en que no le llamen líder del Movimiento Archipiélago, sugiere que Estados Unidos apriete al régimen sin causarle dolor al pueblo cubano y se opone, como lo hemos hecho muchos, a la llamada doctrina de la "olla de presión", que nunca ha sido fundamento de la política de Washington. De serlo, no habría dos millones de cubanoamericanos, ni las remesas del exilio paliarían el hambre de miles de familias.

Joe Biden tiene razón: EE UU debe proveer internet gratis a los cubanos y "los opresores", como califica el presidente americano a los que desgobiernan en Cuba, debería entregar a los familiares en dólares las remesas que se envían en dólares desde los Estados Unidos. Biden ha hecho concesiones a los turistas para que disfruten nuestras playas y no debe hacer más hasta que hayan cambios serios en Cuba.

El futuro es hoy, por más que los comandantes del pasado se empeñen criminalmente en negar lo innegable: que Cuba se está abriendo por fin a los propios cubanos. Y que los cubanos tenemos una cita con la libertad.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 78